El peligro de la comodidad


El peligro de la comodidad


Pero al amanecer los ángeles insistieron: — ¡Lot, date prisa! ¡Llévate de aquí a tu esposa y a tus dos hijas! ¡De lo contrario, serás destruido junto con la ciudad! Y como Lot no se apuraba, los ángeles lo agarraron de la mano, y también a su esposa y a sus hijas, y los sacaron de la ciudad. Los pusieron a salvo porque Dios les tuvo compasión. Tan pronto como los sacaron, uno de los ángeles dijo: — ¡Si quieren salvarse, corran! ¡No miren hacia atrás, ni se detengan en el valle! ¡Huyan a las montañas, y pónganse a salvo! De lo contrario, ¡serán destruidos! Pero Lot le contestó: — ¡No, señor, de ninguna manera! Aunque soy muy humilde, usted ha sido muy bueno conmigo, pues tuvo compasión de mí y me salvó la vida. Pero yo no puedo huir a las montañas, porque este desastre me alcanzará y moriré. Mire, aquí cerca hay una ciudad pequeña; si echo a correr podré llegar a ella y ponerme a salvo. ¿Verdad que es muy pequeña? Y aquel ángel le contestó: —Está bien. Voy a cumplir tus deseos. No destruiré la ciudad de la que hablas. Pero vete enseguida, porque no podré hacer nada hasta que llegues allá. Por eso la ciudad se llama Sóar, que quiere decir, «pequeña». Lot llegó a Sóar cuando el sol comenzaba a salir. En ese momento Dios hizo caer del cielo una lluvia de azufre encendido sobre Sodoma y Gomorra. Así fue como Dios acabó con las ciudades del valle y sus habitantes, y también destruyó toda la vegetación. Pero la esposa de Lot miró hacia atrás, y quedó convertida en estatua de sal. Génesis 19:15-26BLS

La mayoría de las ciudades están creciendo de una manera grandísima que nosotros ni siquiera nos hemos dado cuenta. ¿Cuántos de nosotros que vivíamos en una periferia de la ciudad ahora ya estamos rodeados de casas, comercios, etc.? Y ahora ya no somos periferia. Cuando Lot llego a vivir al valle de Sodoma, el no vivía adentro de la ciudad sino en la periferia y le paso lo mismo que a todos aquellos que vivimos en una ciudad grande. Con el paso del tiempo somos absorbidos en ella. Si lees en capítulos anteriores, Lot se quedó en la periferia de Sodoma por que el valle era muy rico, era vasto y hermoso solo tenía un inconveniente la maldad ya estaba en esa ciudad. Lot lo sabía pero decidió quedarse ahí porque era más cómodo (recuerda que se separó de su tío y el escogió esa tierra por ser "la mejor"). Lot nunca pensó que al transcurrir de los años, iba a estar en medio de la maldad, sufría por el pecado de la gente que lo rodeaba pero no hacía nada por salir de ahí porque él ya estaba cómodo, sin darse cuenta Lot ya estaba en medio del pecado. Por ello hasta a los ángeles les costó trabajo sacarlo de ahí y por esa añoranza de la comodidad se convirtió en estatua de sal. ¿Cuántos cristianos que viven en su comodidad ni cuenta se dan que el enemigo lo tiene rodeado? Lot logro salvarse de la destrucción por la intercesión de Abraham, pero ya no alcanzo la promesa del pueblo escogido... Si tú pierdes tu comodidad ¿sabes lo que podrías ganar?

29 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo