Cuando le pides a Dios ¿Clamas o solo te quejas?

Cuando le pides a Dios ¿Clamas o solo te quejas?. Predicación Ministerios Elyon.
Cuando le pides a Dios ¿Clamas o solo te quejas?

Dios se preocupa por los israelitas Muchos años después murió el rey de Egipto. Sin embargo, los israelitas seguían quejándose, pues sufrían mucho como esclavos. Exo 2:24 (24-25) Pero Dios vio sus sufrimientos y escuchó sus gritos de dolor, y se acordó del pacto que había hecho con los antepasados de los israelitas, es decir, con Abraham, Isaac y Jacob. BLS

Estuve meditando sobre la liberación del pueblo de Israel y me acordaba de un comentario bíblico que decía: "a Dios le costó un solo día sacar a Israel de Egipto, pero 40 años para poder sacar Egipto a Israel", y me preguntaba porque, bueno creo que Dios me contesto con su palabra (siempre lo hace) y me mostraba primero este pasaje, yo le pregunte a Dios ¿qué me quieres decir con esto? Y fue esta versión precisamente la que me dio luz, en la versión 60 dicen que los israelitas clamaban a Dios (cuando uno lee este pasaje, pues lo primero que piensa uno, es cuanta fe tenían los israelitas que sabían que no iba a ver otra salvación mas que la de Dios), pero en esta versión dice la palabra quejar y que a pesar de que había muerto su primer opresor la queja hacia Dios continuaba, tanto que Dios al ver sus sufrimientos, se acordó del pacto, ¡ojo con esto! Aquí no dice que Dios escucho sus peticiones, sino que se acordó del pacto que hizo con los antepasados de ellos y que por eso decidió, levantar a Moisés para liberar a su pueblo, pero desgraciadamente el pueblo no estaba listo para ser liberado... Luego Dios me llevo a este otro pasaje:

Poco después, los egipcios alcanzaron a los israelitas en el lugar donde Dios les había ordenado acampar. Cuando los israelitas vieron a lo lejos que el rey y su ejército venían persiguiéndolos, tuvieron mucho miedo y gritaron pidiéndole ayuda a Dios. Exo 14:11 A Moisés le reclamaron: — ¿Por qué nos sacaste de Egipto? ¿Por qué nos trajiste a morir en el desierto? ¿Acaso no había en Egipto lugar para enterrarnos? Exo 14:12 ¿No te dijimos que no nos molestaras, y que nos dejaras trabajar para los egipcios? ¡Hubiera sido mejor seguir allá como esclavos, que venir a morir en el desierto! BLS

Aquí nuevamente los israelitas se quejan con Dios pidiendo ayuda, pero enseguida muestran lo que hay en su corazón de ellos, puesto que le reclaman a Moisés por haberlos liberado¡¡¡¡¡¡ es como si una persona secuestrada se enojara con la policía por haberla liberado, y una vez más le pregunte a Dios - ¿qué me quieres enseñar? Y bien la enseñanza es la siguiente: cuando tu solo te quejas ante la presencia de Dios, pero no clamas (y el clamor es cuando tu sabes de lo que adolece tu corazón y pides con propósito), entonces aunque haya respuesta, simplemente no la entiendes ni la aprovechas porque no preparaste tu corazón para recibir la bendición. Israel era esclavo y le gustaba ser esclavo, se había conformado con eso, cuando se quejaba, esperaban no una liberación sino que sus amos fueran dóciles y buenos como en los tiempos de José donde solo recibían y trabajaban lo justo pero después se iban a descansar a sus casas. Era lo único que querían, por eso cuando fueron liberados, en el momento que vieron la primera persecución, nuevamente se quejaron, porque no querían realizar un mínimo de esfuerzo por ser liberados... Y luego Dios me llevo a otro ejemplo en la biblia:

1Sa 1:10 Ana estaba tan triste que no dejaba de llorar. Por eso oró a Dios 1Sa 1:11 y le hizo esta promesa: «Dios todopoderoso, yo soy tu humilde servidora. Mira lo triste que estoy. Date cuenta de lo mucho que sufro; no te olvides de mí. Si me das un hijo, yo te lo entregaré para que te sirva sólo a ti todos los días de su vida. Como prueba de que te pertenece, nunca se cortará el cabello».

1Sa 1:12 (12-13) Ana oraba a Dios en silencio. Elí la veía mover los labios, pero como no escuchaba lo que decía, pensó que estaba borracha. 1Sa 1:14 Por eso le dijo: — ¿No te da vergüenza estar borracha? ¡Deja ya la borrachera!

1Sa 1:15 (15-16) Pero Ana le respondió: —Señor mío, no crea usted que estoy borracha. No he bebido vino ni cerveza. Estoy muy triste, y por eso estoy aquí suplicándole a Dios que me responda.

1Sa 1:17 Entonces Elí le contestó: —Vete tranquila, y que el Dios de Israel te conceda lo que has pedido.

1Sa 1:18 Y Ana le dijo: — ¡Usted sí me comprende!

Dicho esto, Ana regresó a comer y dejó de estar triste.

1Sa 1:19 A la mañana siguiente, Elcaná y su familia fueron al santuario para adorar a Dios, y después de eso regresaron a su casa en Ramá.

Tiempo después, Elcaná y su esposa Ana tuvieron relaciones sexuales, y Dios permitió 1Sa 1:20 que ella quedara embarazada. Cuando nació el niño, Ana le puso por nombre Samuel, porque Dios contestó su oración. BLS

Aquí vemos a Ana una mujer que estaba triste porque no podía tener hijos y la otra esposa de su esposo la molestaba continuamente por es situación, su tristeza la llevo no solo a pedir, sino a hacerlo con propósito, ella ya no quería ser la estéril, ya no quería ser la señalada, ni solo la esposa, ella quería ser madre, aunque sabía que le costaría un esfuerzo, no le importo, sino que salió de su comodidad y se atrevió a pedirle a Dios con clamor, pero también se atrevió a decirle, yo te entrego ese niño que me des, y Dios le contesto: no solo tuvo a ese niño, que entrego a Dios, sino que tuvo 5 más. Y después Dios me decía: --"cuando clamas, oras con un propósito, y en ese propósito te ves a ti involucrado, no solo pides, sino que te esfuerzas por alcanzar, con peticiones así, como me voy a negar, pero si solo te quejas y no quieres esforzarte, pues te responderé por otros medios, pero tú no lo entenderías, así como el pueblo de Israel nunca entendió su liberación"

3 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo