Atrévete a soñar.


Atrévete a soñar.



Cuando Jehová hiciere volver la cautividad de Sion, seremos como los que sueñan.

Entonces nuestra boca se llenará de risa, y nuestra lengua de alabanza;

Entonces dirán entre las naciones: Grandes cosas ha hecho Jehová con estos.

Grandes cosas ha hecho Jehová con nosotros; Estaremos alegres.

Haz volver nuestra cautividad, oh Jehová, como los arroyos del Neguev.

Los que sembraron con lágrimas, con regocijo segarán. Irá andando y llorando el que lleva la preciosa semilla; Más volverá a venir con regocijo, trayendo sus gavillas. Salmo 126:1-6


En este salmo los judíos habían sido liberados del cautiverio que duro 70 años, cuando regresaron estaban tan contentos que usaron la expresión: ¡Parece que estamos soñando! ¡Seremos como los que sueñan! Y hasta al final hay un versículo clave: las lágrimas que derramamos se volverán cantos de alegría, porque primero sembramos y luego cosechamos...

¿Qué quiere decir todo esto? Bien, cuando Dios castiga a su pueblo, este estaba en completa desobediencia, ya en el cautiverio, empezaron a buscar a Dios, sobre todo cuando empezaron a escuchar por medio de las bocas de los profetas que regresarían a su tierra. Empezaron a soñar con ese regreso y todos los días platicaban entre ellos sobre cuándo regresarían. Y junto con ese sueño vino la restauración, el anhelo de regresar ocasiono que Nehemías, Esdras, Zorobabel, Josué, y los líderes de aquel entonces, se comprometieran a buscar de Dios e interceder por el pueblo, hasta que por fin hubo libertad. Llevando esto a nuestro contexto, Dios quiere que cada uno de nosotros sueñe con el estar cerca de su presencia, y que ese soñar algún día nos haga comprometernos con El y buscarlo más cada día, para que haya respuesta a esos sueños. Recuerda un sueño, que está acompañado de llanto, intercesión y compromiso, entonces se cumplirá.

Si te atreves a soñar, Él te llevará a cumplirlos.

15 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo